La contaminación atmosférica atenúa el beneficio del ejercicio en personas con afecciones cardiopulmonares

Un equipo internacional de científicos ha examinado el efecto de la contaminación existente en vías urbanas con tráfico intenso sobre el beneficio de caminar en personas mayores con enfermedad cardíaca isquémica, pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y voluntarios sanos.

La contaminación atmosférica atenúa el beneficio del ejercicio en personas con afecciones cardiopulmonaresLos resultados del estudio ponen de manifiesto que caminar en un entorno poco contaminado, como por ejemplo un parque, mejora parámetros respiratorios relacionados con la capacidad pulmonar y reduce la velocidad de la onda del pulso (PWV), un efecto aún constatable 26 horas después del ejercicio. Estas respuestas se vieron atenuadas en los individuos que realizaron el mismo ejercicio en un área urbana con tráfico elevado.

Los investigadores también midieron los niveles de diferentes tipos de partículas en el aire de ambas áreas. El empeoramiento del PWV se asoció a un mayor contenido en la atmósfera de un subtipo de material particulado y de elementos emitidos por los motores diésel. En el subgrupo de pacientes con EPOC el empeoramiento se asoció a todos los tipos de partículas medidos, lo que sugiere que en las enfermedades arteriales los componentes del diésel tiene un papel preponderante.

Consecuentemente los autores recomiendan que las personas mayores caminen en zonas verdes y con el menor tráfico posible.

enero 1/2018 (immedicohospitalario.es)

Distribuir contenido