Un antidiabético ofrece esperanza en el glioma de grado III

Investigadores del Centro Neuro-oncológixo del Hospital Universitario de Regensburg han descubierto que la metformina, un fármaco comúnmente utilizado en el tratamiento de la diabetes de tipo 2, prolonga tanto la supervivencia global como la libre de progresión en pacientes con glioma de grado III.

Esta conclusión deriva del análisis de un registro alemán en el que se encuentran indizados el 98 % de todos los casos de cáncer en la región donde se llevó a cabo el estudio. En los 1100 casos de glioma examinados la probabilidad de seguir vivo a los 5 años resultó ser un 70 % mayor en los pacientes con enfermedad de grado III que estaban en tratamiento con metformina. En este grupo la supervivencia libre de progresión fue un 71 % mayor que en los pacientes no tratados con este fármaco. La beneficiosa asociación mostró ser exclusiva del glioma de grado III, ya que no se observó en el grado IV.

Corinna Seliger, directora del estudio, afirma que ello puede ser debido a la presencia de mutaciones en el gen de la isocitrato deshidrogenasa (IDH1), las cuales son más frecuentes en el grado III. Estudios previos ya habían demostrado que la flexibilidad metabólica de los tumores con este tipo de mutaciones se encuentra reducida y que ello crea una vulnerabilidad a la metformina.
septiembre 17/2018 (immedicohospitalario.es)