El 'antibiótico perfecto' para la dermatitis está en la propia piel

Sintetizan unos péptidos de ciertas bacterias comensales de la piel que pueden emplearse como tratamiento tópico frente a la infección por S. aureus.

Staphylococcus aureusLa microbiota de la piel puede contener un antibiótico eficaz para la dermatitis atópica. Un nuevo estudio en Science Translational Medicine revela que han obtenido péptidos de las bacterias de la flora cutánea humana que eliminan de manera específica la infección por Staphylococcus aureus.

A partir de bacterias simbióticas con el organismo hospedador, en este caso la piel humana, un grupo de científicos de la Universidad de California en San Diego (UCSD) elaboró lociones personalizadas que sirvieron para luchar contra la colonización de S. aureus. Las cremas se administraron en cinco pacientes con dermatitis atópica, infección que se produce en un 20 por ciento de la población en algún momento de la vida.

Algunas de esas cepas de bacterias beneficiosas llegaron incluso a suprimir el crecimiento de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA), uno de los patógenos más resistentes, que en ocasiones puede ser letal letal.

Los investigadores aislaron dos nuevos péptidos antimicrobianos de la microflora cutánea. Los péptidos son un tipo de agente antibacteriano que también produce el sistema inmune humano, pero los que aislaron de los microorganismos resultaron más eficaces en la eliminación de S. aureus que los propios péptidos humanos.

Cuando se administraron ambos agentes en combinación se potenciaron los resultados. Richard Gallo, profesor de Dermatología en la UCSD, y principal autor del estudio, destaca que "esta estrategia de tratamiento bacteriano ataca a los patógenos en diferentes vías a la vez", lo que favorece su utilidad en las resistencias bacterianas.

Sin dañar la microbiota saludable

Las bacterias que producían los péptidos antimicrobianos no inhibían el crecimiento de otros microorganismos que se asocian con la piel sana, como Propionibacterium acnes, Staphylococcus epidermidis y Corynebacterium minutissimum.

El conocimiento de los genes bacterianos específicos que codifican los péptidos antimicrobianos permitió a los científicos identificar un pequeño número de bacterias que preservan la salud en la piel de los pacientes con dermatitis atópica y desarrollar así lociones personalizadas para cada individuo.

La Agencia de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA) ya dio el visto bueno para un ensayo con esta terapia individualizada, que está en marcha. La estrategia podría prevenir infecciones de la piel sin tener que recurrir a los antibióticos de amplio espectro, que según destacan los autores del estudio pueden hacer más daño que bien al atacar también a las bacterias protectoras.

Además de la dermatitis atópica, el acné y la psoriasis podrían beneficiarse con esta terapia, apunta Teru Nakatsuji, también de la UCSD y el primer firmante de este estudio.
agosto 4/2017 (diariomedico.com)

Leer más en:

Staphylococcus aureus and Staphylococcus epidermidis strain diversity underlying pediatric atopic dermatitis